No podemos sentarnos a esperar que las cosas cambien

Date

Reflexiones sobre el libro «Cambie su Mundo»
Escrito por Jhon C. Maxwell y Rob Hoskins.

Como ya sabrás estamos rodeados de problemas: división, ira, violencia, pobreza, corrupción, personas sin hogar y una clara y lamentable ruptura familiar. Muy a menudo nos sentimos impotentes para hacer algo al respecto y nos preguntamos: ¿Por qué no hay alguien que haga algo? La buena noticia es que si hay alguien: tú puedes ser quien cambie el mundo que te rodea. Te invitamos a través de estas cortas 4 lecturas a adentrarte en los pensamientos y reflexiones del libro CAMBIE SU MUNDO, escrito por John C. Maxwell y Rob Hoskins, quienes han invertido su vida como catalizadores del cambio en diferentes escenarios y en gran parte del mundo. Comencemos.

¿Qué hay que cambiar?

Si observamos nuestro mundo es bastante fácil de comprender qué cosas podrían cambiar para bien. Sería maravilloso tener mejores escuelas, mejores vecindarios, lugares de trabajo más positivos, familias más unidas, comunidades en las que las personas se lleven bien y trabajen juntas para el bien de todos. En fin, es claro entender que nuestra sociedad necesita cambios a todos los niveles.

Pero incluso en medio de tantas cosas negativas también hay realidades muy positivas, una de ellas es la gran noticia que recientemente recibí de Rob Hoskins, y es que la tasa de pobreza extrema en el mundo ha disminuido, y esto es una gran noticia que nos llena de esperanza pues significa que sí es posible cambiar la pobreza, algo que ha sido un verdadero problema durante toda la historia de la humanidad, pues significa que también podemos cambiar otros problemas sean grandes o pequeños y el mundo puede mejorar.

¡Qué alguien haga algo!

El filósofo chino Lao Tzu, expresó: «Si no cambiamos de dirección en la que vamos, probablemente terminemos en el lugar al que nos dirigimos». La realidad es que todos queremos un cambio pero estamos esperando que alguien en algún lugar haga algo para hacerlo realidad.

Lo primero que debemos hacer es cambiar nuestra manera de pensar. Las suposiciones que hacemos a menudo restringen nuestro pensamiento y por lo tanto limitan nuestras posibilidades.

Una vuelta equivocada correcta

Recientemente mientras conducía a su oficina en Pompano Beach Florida, Rob por alguna razón se detuvo en un semáforo a pocas cuadras de su trabajo y giró hacia el lado opuesto. Mientras avanzaba observó con asombro la triste realidad que vivían esos vecinos cercanos a su lugar de trabajo. Esta era una comunidad que convivía entre drogas, prostitución, pandilleros y niños que deambulaban por la calle cuando deberían estar en sus escuelas. Esto rompió el corazón de Rob y pudo sentir el peso y la urgencia de establecer un cambio.

De inmediato regresó a las oficinas de OneHope y convocó un equipo al cual expuso todo lo que había visto y entre el peso del impacto por lo que había presenciado, pero con su corazón ardiente por un cambio, comenzó una ardua tarea para recuperar sus vecinos y establecer transformación en medio de esa comunidad tan cercana a sus oficinas.

El personal de OneHope se involucró activamente para mejorar las condiciones de esta comunidad, trayendo programas de lectura extraescolares, clases de inglés para los adultos y ferias de salud. El resultado de estas experiencias para Rob y para OneHope significó la grata satisfacción de ver un cambio posible en la vida de los niños, adultos y familias que estaban sumidos en la desesperanza.

“Podemos buscar excusas o hacer cambios, pero no podemos hacer ambas cosas”.

Más
artículos