MINISTERIO BASADO EN RESULTADOS – DOCUMENTAR

1024 509 Equipo Avivemos
  • 1

En la exploración que hemos venido haciendo de la estrategia “Ministerio basado en Resultados” que aplica el Ministerio OneHope, hasta ahora hemos conocido tres de los cinco procesos que se practican durante la aplicación de esta herramienta de trabajo.  

Recordemos que la estrategia se desarrolla en 5 etapas, “Las 5D”, en esta oportunidad estaremos examinando la etapa: Documentar.

Documentar es la evaluación, la estimación del fruto, el análisis de lo que se ha realizado. Evaluar es uno de los procesos más difíciles de cumplir, puesto que en general el líder cristiano intenta medir lo que le interesa saber. Esto puede significar que aquello que  no le interesa muy probablemente no lo mide. Documentar se convierte en un desafío como líderes de jóvenes porque para hacerlo debemos reconocer nuestros éxitos y fracasos.

En la etapa de Documentar el líder cristiano evalúa el fruto de su diseño e implementación y debe plantearse preguntas tales como:

  • ¿Alcancé las metas que me había propuesto?
  • ¿Son estos los resultados deseados?
  • ¿Los resultados obtenidos reflejan un buen desempeño de mi parte?
  • ¿Las actividades que realicé se corresponden con los recursos y resultados?
  • ¿Qué cosas funcionaron?
  • ¿Qué modificaciones son necesarias?
  • ¿Cómo fue la retroalimentación de la comunidad?
  • ¿Qué cosas debemos mejorar?
  • ¿Cuáles acciones podemos repetir?

Esta fase de Documentar es sumamente importante en la aplicación de la estrategia “Ministerio Basado en Resultados”. La documentación refleja los progresos, los cambios, los impactos. Pero, debido a la cantidad de actividades y ocupaciones algunos líderes de jóvenes les han dedicado poca atención.

Sin embargo, es un proceso que puede ser sencillo y que le permite al líder de jóvenes mejorar el diseño e implementación de lo planificado.  Para esta etapa, el líder cristiano puede recurrir a fotografías, testimonios de los adolescentes, los padres, los amigos, así como de otras personas involucradas durante la etapa de Desarrollo.  

Estar  consciente de que es Dios quien da el crecimiento y el Espíritu Santo quien produce el cambio deseado en los jóvenes que tiene a su cargo, lleva al líder de jóvenes cristiano a dar gloria a Dios Padre por lo que ha hecho, y a buscar interpretar mucho mejor aquellas áreas en las que no ha visto transformación.

Todo líder cristiano tiene su  identidad arraigada en Cristo y esto le da libertad para celebrar el éxito y reflexionar sobre el fracaso sin atribuirse los resultados cualquiera sea el caso.

 … Cuando alguien preste algún servicio, préstelo con las fuerzas que Dios le da. Todo lo que hagan, háganlo para que Dios sea alabado por medio de Jesucristo, a quien pertenece la gloria y el poder para siempre. Amén”. 1 Pedro 4:11 (DHH)

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.