Jesús es nuestra única esperanza. Las familias deben compartir acerca de Jesús el uno con el otro

1024 880 Equipo Avivemos
  • 57

Pregunta: ¡Jesús ayudó a otra persona en esta historia que nos cuenta el libro! ¿Sabes quién era?
Respuesta: La mujer que necesitaba sanidad. Puedes leer su historia en la Biblia, en el libro de Marcos, capítulo 5, versículos 24–34.

1. Escuchen el audio:

Haga clic aquí para reproducir audio

2. Díganlo en voz alta:

Cuando tengo un dolor, puedo orar. Cuando me siento triste, puedo orar. Puedo entregarle a Dios mis preocupaciones y necesidades. Cuando otros se sientan mal o enfermos, podemos orar unos por otros. Llevemos nuestro dolor ante Jesús, y busquemos Su paz.

3. Memoricen este versículo juntos:

“No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle a Dios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. Así Dios les dará su paz, esa paz que la gente de este mundo no alcanza a comprender, pero que protege el corazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo.” — Filipenses 4:6–7 (TLA)

4. Oren juntos:

Hablen con Jesús acerca del dolor y del sufrimiento que puedan tener ahora. Pídanle que los sane y los llene de paz.

5. Dibuja y comparte:

Pídele a tu hijo que haga un dibujo de lo que aprendió aquí. Toma una foto del dibujo y compártela en las redes sociales con el hashtag #familialeonel

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.